¿Tiene sentido filosofar en nuestra época?

“Hay problemas generales que interesan a todo el mundo. Un filósofo debe estar en condiciones de ocuparse de ellos en la lengua de todo el mundo“. (Henri Bergson, ¿Cómo deben escribir los filósofos?)

Sostiene el filósofo francés contemporáneo Roger -Pol Droit (1)  que en forma érronea la mayoría de las veces se considera a los filósofos como personas prudentes pero  es ésta una “falsa ilusión” porque en el fondo estos raros personajes son “experimentadores de existencia”. Buscan internarse en los lugares donde nadie fue todavía a razonar y hacer nuevos caminos a través del espíritu. Considera que los textos de  estos pensadores están habitados por una manera singular de ubicarse en la existencia y ello puede verse aún en la más árida abstracción, de la cuál también resulta posible discernir una postura frente a la vida, una manera de plantarse, de moverse o de agitarse.

No obstante ello, nos dice que no son ni “artistas ni magos“,  ni poetas ni chamanes sino sólo “aventureros de la razón” y tienen todos en común la obstinación de no reconocer otra soberanía más que la de la lógica ni  otra autoridad salvo la de la razón.

A primera vista, pareciera entonces, que el “filosofar” coincide con los postulados de nuestra sociedad contemporánea, dominada por la ciencia pero no creo que haya que apresurarse tanto en el razonamiento.

Por el contrario, considero que “filosofar” es “hacer algo” algo totalmente distinto al resto de las ciencias modernas, no sólo por su método sino principalmente por las preguntas que el filósofo se realiza  y “eso” es su “marca de origen”, su “esencia” y su verdadera importancia.

Quién, si no es un filósofo,  se interrogará por temas que generalmente olvidamos en nuestra vida cotidiana, como:  ¿cuál es el  sentido de la vida? , ¿de dónde venimos? , ¿hacia donde vamos?, ¿existe un Dios o algo superior a nosotros? y tantos otros interrogantes que nadie más quiere plantearse.

Generalmente se predica la inutilidad de estas preguntas que no tienen una respuesta que se pueda validar  “científicamente”  y se las dejamos a las religiones.  “No importa”, expresan algunos científicos, seguramente los religiosos sólo arribarán a  respuestas “no racionales” destinadas a ser creídas sólo  por “incautos, inocentes o crédulos” que no tienen el valor de asumir la “crudeza” de nuestra existencia y necesitan “ilusionarse” con estas pseudo-creencias.

No estoy en contra de las múltiples respuestas religiosas y espirituales que han enriquecido enormemente nuestra forma de concebir el mundo, pero me resisto a descartar a la filosofía como una de las vías por las cuales el hombre siga “buscando” e interrogándose sobre su lugar y su actitud frente a la existencia.

Es por eso que entiendo que la filosofía nos debe servir para “aprender a vivir” con nuestra finitud, aceptando la muerte sin encerrarnos en la angustia, sino todo lo contrario, aprovechando la vida tal cuál es. Parafraseando a Montaigne, André Comte-Sponville (2) nos dice que “Filosofar es aprender a morir porque filosofar es aprender a vivir” y si amamos la vida sin aceptar la muerte, no la amamos tal cuál es porque la vida ” incluye” la muerte.

¿Este tipo de interrogantes quién lo responderá? ¿Debemos resignarnos a que no tienen respuesta o sólo en última instancia una respuesta religiosa?

No, nunca resignarnos. No importa ni la “exactitud” ni la “validación” científica de la respuesta a la que lleguemos, porque en realidad lo verdaderamente importante es  “seguirse preguntando por el sentido de todo lo que nos rodea… para aprender a vivir”. A “eso” precisamente lo llamo “filosofar” y no creo necesario explicar a esta altura porque tiene sentido  seguir haciéndolo en nuestra época.

Gustavo Abel Marino Aguirre

1.-Roger -Pol Droit, “En compañía de los filósofos”, Edit. Fondo de cultura económica.

2.-Andre Comte-Sponville, “La feliz desesperanza”, Edit. Paidós.

Anuncios

5 pensamientos en “¿Tiene sentido filosofar en nuestra época?

  1. Seguir indagando habla de una actitud de total valentia en medio de una realidad que prefiere no saber para no enfrentar.
    Coincido absolutamente en la irrelevancia de la validacion cientifica y la exactitud… y celebro la exploracion permanente de la mano de la filosofia, la religion, la psicologia, o cualquier otra ciencia, disciplina o dogma.
    Buenisimo tu texto!!

  2. Muy Buen texto y muy exacto y contundente con las ideas. Es por eso que recomiendo un libro muy bueno llamado “Más Platón y menos Prozac” de Lou Marinoff Ediciones B-2000 Editorial ZETA.

    Más Platón y menos prozac se inspira en los más grandes filósofos y filosofías de la historia del mundo para enseñar a abordar los aspectos más importantes de la vida. Trata sobre los problemas habituales como la manera de llevar las relaciones amorosas, de vivir con ética, de prepararse para morir, de enfrentarse a un cambio profesional y de encontrar sentido a la existencia. En lugar de ofrecer enfoques pseudomédicos orientados a las patologías o proponer superficiales principios propios de la New Age, este libro presenta una sabiduría puesta a prueba por el tiempo y adaptada específicamente para ayudar a vivir con plenitud e integridad en un mundo que cada vez resulta más desafiante.

    Ojala puedan haber cada ves mas Cafés Filosoficos.

    • Gracias, leo, es importante lo que decís y sería muy bueno tener un espacio para discutir estas cosas… esto ya es un comienzo. Igualmente nada de esto sirve si uno no “vive plenamente” … si solo hablamos, terminamos discutiendo sobre el sexo de los ángeles y nos engañamos a nosotros mismos … seguimos perpetuando el error de creer que todo pasa por la mente y somos mucho más que una mente. Pensemos pero vivamos… Saludos!!

  3. Voy a darte una idea interesante:
    La filosofía es la ciencia de los exploradores, pues en ella solo caben las personas que quieren ver cosas nuevas con respecto a algo, que otros no ven. Por esto, implica soledad, locura, y por tanto, marginalidad.
    Si aplicas la filosofía a tu vida, o la usas solamente por sí, probablemente sea porque sabes que en el fondo, te sientes transformado. Luego, no es como si nada, sino todo lo contrario, es como si algo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s